Mostrar opciones
03/11/2017

El gobierno se pliega a los intereses de la banca para aprobar una ley hipotecaria sin garantías para las consumidores

Las medidas aprobadas en el proyecto de ley buscan de nuevo el beneficio de la banca.

Con esta esperada reforma en España seguirán los desahucios, las cláusulas abusivas, y en general unas condiciones impresentables en la legislación europea.

Además de trasponer la normativa europea, las medidas incluidas en la nueva norma derivan de nuevo toda la responsabilidad al consumidor, y enmascaran nuevos beneficios a la banca bajo la falsedad de una “reducción de costes” para los consumidores.

ADICAE considera que el Proyecto de Ley de Crédito Inmobiliario aprobado en el Consejo de Ministros de esta mañana es una muestra más de connivencia con el sector bancario. No se cumplen todas las garantías de protección que, como se deriva de la experiencia, necesitan los hipotecados de nuestro país, y se contradice a todos los sectores implicados, incluido el Consejo de Estado, que han puesto objeciones a un tipo de proyectos como este, que sólo satisfacen a la banca aunque aún querría más.

ADICAE considera que la mayor parte de estas medidas no tienen como objetivo ningún beneficio real para los consumidores. En el caso del paso a hipotecas a tipo fijo, se trata de una medida impulsada por la banca para obtener mayores beneficios, amparada en el miedo a una hipotética subida del Euríbor y con argumentos fraudulentos en el caso del paso las hipotecas a tipo fijo, y en particular el fraude de las de tipo mixto.

Una potencial ventaja que tenía la norma para no incurrir en la grave crisis hipotecaria española, como podía haber sido el establecimiento de un contrato tipo libre de condicionados abusivos, ha sido de nuevo convertida en una mera habilitación al Gobierno dejando además la utilización o no de esta fórmula en manos de la voluntad de las entidad financiera cuando debería ser obligatorio, tal como viene solicitando ADICAE.

Es decir, el Sr. de Guindos ha introducido todas las chapuzas de la legislación provisional e interesada que el Ministerio de Economía ha venido aprobando durante la crisis, sin haber resuelto ningún problema.

En el proyecto faltan además normativas que ADICAE considera fundamentales y que fueron plasmadas en las oportunas alegaciones al anteproyecto de ley, con el objetivo de conseguir una normativa hipotecaria que, por primera vez, tenga un beneficio real para los consumidores.

De esta forma la norma aprobada sigue alejada de una ley hipotecaria que aborde en profundidad los problemas de los consumidores y aporte alternativas reales a problemas como el del sobreendeudamiento y otros más profundos de desestabilización del sistema financiero y la propia economía. Por ello ADICAE seguirá luchando para impulsar las reformas necesarias dirigiéndose a los grupos parlamentarios, que ya disponen de amplios informes de los equipos técnicos de la Asociación.






VOLVER