Mostrar opciones

ADICAE Consumo crítico, responsable, global y solidario > Grandes cadenas de distribución > Derechos y Garantías

Protección de datos personales

En esta sociedad de consumo, donde la competencia entre las distintas empresas  por hacerse con una cuota de mercado es feroz, los datos personales de los consumidores son un tesoro cada vez mas preciado para las mismas.

Cuidado con los "ganchos" para obtener nuestros datos

Por norma general, el tratamiento de los datos de carácter personal requiere el consentimiento inequívoco del afectado, por lo que las empresas recurren a todo tipo de ganchos y reclamos para conseguirlo: concursos, promociones o regalos, siempre vinculados al requisito previo de inscribirse como usuario en la web o rellenar formularios en los que nos solicitan los datos personales y el consentimiento para su almacenamiento y/o cesión a terceros.

Marcar una 'X' nos puede librar del uso abusivo de nuestros datos   

Es poco frecuente que el consumidor tome la precaución de leer las cláusulas de la inscripción. Cláusulas que además están redactadas de forma farragosa y en la mayoría de las veces en una tipografía de tamaño casi ilegible. Eso cuando no se incluyen en un letrero que recorre la pantalla a toda velocidad.

Es importante que el consumidor conozca, como mínimo, que entre dichas cláusulas existe una, que generalmente debe marcar el consumidor, que restringe el uso que se le puede dar a dichos datos y lo ciñe estrictamente a la finalidad declarada por la empresa.

Derecho de acceso, retificación y cancelación   

El consumidor debe saber que, en relación a sus datos personales, le asiste el  derecho de acceso, rectificación, cancelación, oposición e información. Así como el derecho de exclusión de sus datos.

Cualquier persona podrá conocer, recabando a tal fin la información oportuna del Registro General de Protección de Datos, la existencia de tratamientos de datos de carácter personal, sus finalidades y la identidad del responsable del tratamiento. El Registro General será de consulta pública y gratuita.

Si se solicita la rectificación o cancelación de los datos personales, el responsable del tratamiento tendrá la obligación de hacer efectivo el derecho de rectificación o cancelación del interesado en el plazo de diez días.

La cancelación dará lugar al bloqueo y posterior supresión de los datos. 

No se exigirá precio alguno por el ejercicio de los derechos de oposición, acceso, rectificación o cancelación.

Los archivos de morosos   

El principal problema con el que se encuentran los consumidores acerca del tratamiento de sus datos personales tiene que ver con la cesión de los mismos  a ficheros relativos al incumplimiento de obligaciones dinerarias. 

La inclusión en este tipo de archivos - “archivos de morosos “- solo puede efectuarse en caso de que exista una deuda cierta, vencida y exigible que haya resultado impagada.

No obstante, no podrán incluirse en los ficheros de esta naturaleza datos personales sobre los que exista un principio de prueba documental que contradiga la existencia de esa deuda.

Tampoco si se ha reclamado por parte del consumidor ante un organismo competente (arbitral, judicial o administrativo) sobre la improcedencia del cobro de dicha deuda.

Es decir que si el consumidor interpone una reclamación o solicita un arbitraje de consumo para resolver la controversia dichos archivos de solvencia patrimonial deberán abstenerse de ejercitar acción alguna en tanto en cuanto dicho procedimiento no haya sido resuelto.

Una vez interpuesta la reclamación o solicitado el arbitraje el consumidor deberá comunicar por escrito al responsable del fichero de información de solvencia que se ha iniciado un procedimiento ante Consumo aportando copia de la entrada del expediente en el registro e informándole de su derecho de cancelación de datos personales y avisando que, de no respetar dichos derechos, se pondrá el caso en conocimiento de la Agencia de Protección de Datos.

La empresa debe cancelar los datos dentro de los cinco días desde que el consumidor lo solicita.

Esta actuación irregular por parte de las empresas es tan extendida que los laudos resultantes de los arbitrajes de consumo recogen, casi por defecto, que la empresa reclamada deberá ejecutar cuantas acciones sean necesarias para  cancelar los datos del reclamante de cualquier archivo de insolvencia patrimonial. 

De todos modos, ante cualquier problema de este tipo siempre recomendamos acudir a una asociación de consumidores como ADICAE, donde le informaremos y asesoraremos de sus derechos y le ayudaremos a defenderlos.

 

Consulta más derechos sobre Grandes cadenas de distribución