Mostrar opciones

ADICAE Consumo crítico, responsable, global y solidario > Transporte y viajes > Consumo crítico

Averías en el coche

 

 

En la reparación del  vehículo el consumidor también tiene derechos.

En primer lugar, es fundamental distinguir entre los tipos de talleres existentes. Se distinguen por su relación con el fabricante o por su rama de actividad.

Por su relación con el fabricante hay 2 tipos de talleres:

-Talleres genéricos o independientes: Son aquellos que no perteneces ni están vinculados a ninguna marca.

-Talleres oficiales de la marca: Están vinculados a las marcas fabricantes de vehículos.

Por su rama de actividad (talleres que reparan vehículos, a excepción de motocicletas) hay:

-Talleres de mecánica.

-Talleres de electricidad-electrónica.

-Talleres de carrocerías.

-Talleres de pintura.

Los talleres de motocicletas constituyen una categoría diferenciada.

 

Si el coche tiene una avería y hay que cambiar una pieza...

En cuanto a las piezas, elementos, equipos o conjuntos de repuesto, todas deberán ser nuevas y adecuadas al modelo de nuestro vehículo, salvo que aceptemos por escrito nuestra conformidad para que se instales piezas que hayan sido reparadas o reconstruidas por los fabricantes, por servicios autorizados por estos o por industrias autorizadas por el Ministerio de Industria y Energía.

En estos casos tendrán que mostrarnos información sobre la procedencia de las piezas y su garantía.

El consumidor también podrá aceptar por escrito que se utilicen para la reparación piezas que no sean específicas para el modelo de vehículo; el taller se comprometerá por escrito a que esas piezas se encuentren en perfecto estado. El taller también se comprometerá a ofrecer una garantía suficiente en casos de urgencia justificada, por tratarse de piezas de un modelo que ya no se fabrica y no hay existencias disponibles y por cualquier razón que acepte el consumidor pero que no afecte a los sistemas de frenado, suspensión o dirección del vehículo.

Además, si la legislación específica así lo recogiera, determinadas piezas utilizadas en la reparación deberán llevar visible la marca del fabricante de las mismas o incluso su contraseña de homologación (en este último caso si hay obligatoriedad por parte del Ministerio de Industria y Energía.

Una vez terminada la reparación, el taller tendrá que darle al consumidor las piezas sustituidas, salvo que éste exprese que no las quiere. El taller tendrá que tener algún documento a disposición del público que acredite el origen y el precio de las piezas utilizadas en la reparación. 

No se podrán sustituir piezas innecesarias que supongan un aumento del coste para el usuario o una degradación para el vehículo, tendrán que limitarse a las piezas afectadas. 

Los talleres de marcas tienen un catálogo de tarifas 

Los talleres de marcas deberán tener a disposición del público un catálogo con sus tarifas donde aparezca tanto el precio de las piezas utilizadas en sus reparaciones como la tabla de horas trabajadas. 

El trato en las reparaciones tendrá que ser equitativo, por ejemplo, si nuestro coche está en garantía (nulo o menor coste de reparación) los servicios de los que requiere nuestro vehículo no tendrían que tener ningún retraso.

Los talleres de marca deciden si aceptan o no reparaciones de vehículos de otros fabricantes.

 

La importancia del presupuesto de reparación

Todo usuario tiene derecho a un presupuesto por escrito que tendrá una validez mínima de 12 días hábiles. En el presupuesto aparecerá información sobre el taller, nuestro nombre y domicilio, la identificación de nuestro vehículo, las reparaciones a efectuar (precio total desglosado), la fecha y firma del taller, la fecha prevista d entrega y la indicación del tiempo de validez del presupuesto, firma y fecha de la aceptación del usuario.

Si el presupuesto no se acepta el vehículo se entregará en las condiciones anteriores, sin alteraciones.

Si surgiera alguna nueva avería aparecida durante la reparación deberá comunicarse al usuario en un plazo de 48 horas, indicando la cuantía de reparación, sólo podrá repararse si es aceptada por el usuario.

Cuando dejemos el vehículo en el taller nos tendrán que dar un resguardo de depósito con datos de nuestro vehículo.

Ampliar imagen

El taller no es un aparcamiento: le pueden cobrar si no lo retira a tiempo

Se generarán si el usuario deja su vehículo depositado en el taller y no acepta el presupuesto en los 3 días hábiles siguientes o bien, una vez comunicado de que puede retirar el vehículo reparado no lo hace antes de 3 días hábiles desde la comunicación.

 

Las reparaciones también tienen garantía

La garantía sobre las reparaciones caducará a los 3 meses o a los 2.000 kilómetros recorridos desde la entrega  del vehículo, siempre que no sea manipulado o reparado por terceros.

La garantía se entenderá total (transportes que exija la reparación, desplazamiento de operarios si el vehículo no puede desplazarse, valor de la mano de obra y material). Si se produce una avería en las piezas anteriormente reparadas el usuario deberá comunicarlo y el taller que las reparó hacerse cargo del arreglo gratuito.

Cuando dejemos el coche en depósito para la reparación debemos saber que el taller no podrá utilizar los vehículos para su uso propio o de terceros salvo autorización expresa del propietario.

 

Consulta más derechos sobre Transporte y viajes