Este artículo no correspronde a esa sección CONSUMO CRÍTICO Y RESPONSABLE | ADICAE
Mostrar opciones

ADICAE Consumo crítico, responsable, global y solidario > Automoción >

Conducción eficiente y ahorro de gasolina

 

Buscar la gasolinera más barata de nuestra zona, revisar los neumáticos o conducir sin acelerones son solo algunas de las prácticas que pueden suponer un importante ahorro en combustible. A continuación resumimos algunas de las técnicas de conducción eficiente.  No hay que olvidar que la eficiencia energética nunca debe prevalecer sobre la seguridad vial. 

- Arrancar sin pisar el acelerador

- Cambie de marcha lo antes posible. Atendiendo al cuentarrevoluciones, se ha de cambiar de marcha a bajas revoluciones y tan pronto como se pueda llevar a cabo la realización del cambio.

- Mantenga una velocidad uniforme. Una aceleración y frenado repetidos necesitan mucha energía y por tanto un mayor consumo de energía.

- Circulación  a velocidad constante. Para conducir de una forma eficiente, se recomienda circular en la marcha más larga posible, a bajas revoluciones. Intentar no pasar, en ciudad, de las 2.000 revoluciones.

- Moderar la velocidad. El aumento de la velocidad implica un aumento mucho mayor del consumo.

- Anticipación y la previsión. Prevea el tráfico de la zona circundante, para lo que puede ayudarse de tecnología GPS, y evalúe la situación. Una vez evaluada, se anticipará la acción a realizar. La ejecución correcta de las técnicas de la conducción eficiente se basa en estos valores, que inciden además en la mejora de la seguridad en la conducción. 

- Uso del rodaje por inercia con la marcha puesta. Cuando tenga que reducir la velocidad (o detenerse), levante el pie del acelerador y deje rodar el vehículo por su propia inercia con la marcha engranada. En estas condiciones (y por encima de un número mínimo de revoluciones cercano al ralentí), el consumo del vehículo es bajo.

- Detenciones.  Siempre que sea posible, se realizarán las detenciones en la marcha larga en la que se circule, sin realizar reducciones de marcha. Hay que tener en cuenta las características del motor de nuestro vehículo, que se puede calar en este proceso, por lo que puede ser mejor a poner el coche en punto muerto.

- Paradas prolongadas. Cuando espere detenerse durante más de un minuto, se recomienda apagar el motor. El motor sólo debería apagarse en situaciones en las que no se dé un riesgo de seguridad vial. 

- Conducción en curvas. Al aproximarse a una curva se debe evitar la común práctica de frenar bruscamente al llegar a la misma, reducir de marchas y acelerar a continuación durante su trazado. Esta práctica, además de suponer un mayor gasto de carburante, aumenta el riesgo en la conducción del vehículo. 

- Otros consejos: el peso adicional de un vehículo debe ser el mínimo posible; la baca y otros elementos empeoran la aerodinámica y aumenta el consumo; revisar la presión de los neumáticos; usar de forma responsable el aire acondicionado; mantener en las mejores condiciones el motor.

Para más información se puede consultar la guía elaborada por el Instituto para la Diversificación y Ahorro de Energía.

Ahorro en el precio de la gasolina

Tan importante como conducir de manera eficiente es tratar de repostar lo más barato posible. Para conocer cuál es la gasolinera cercana con el precio más competitivo existe el portal dedicado a las estaciones de servicio del Ministerio de Industria, en el que se puede obtener el listado de gasolineras más baratas de cada provi

 

Consulta más derechos sobre Automoción