Mostrar opciones

ADICAE Consumo crítico, responsable, global y solidario > Energía > Consumo crítico

Facturación del agua y reclamaciones

 

La facturación

La facturación se hará por períodos de suministro vencidos y con una duración no superior a tres meses. Si durante un mismo período de facturación han estado vigentes varios precios, la liquidación se hará por prorrateo, esto es, mediante un reparto proporcional de las tarifas aplicables en el tiempo.

La empresa está obligada a informar a los consumidores sobre el plazo que tienen para pagar, que en ningún caso puede ser inferior a quince días naturales.

El consumo de agua que realice cada consumidor se determinará mediante la diferencia entre las lecturas de dos períodos consecutivos. En el caso de que haya algún motivo que impida realizar la lectura, el consumo se determinará comprobando el realizado durante el mismo período de tiempo y en la misma época del año anterior. De no existir datos se hará la media aritmética de los seis meses anteriores.

Si esto tampoco fuese posible se facturará un consumo equivalente a la capacidad del contador por treinta horas de utilización mensual. Y posteriormente, cuando se puedan leer los contadores, se compensarán las diferencias.

La factura

En las facturas o recibos emitidos por las entidades suministradoras deberán constar, como mínimo, los siguientes conceptos:

a) Domicilio objeto del suministro y de notificación si son diferentes.

b) Tarifa aplicada.( e indicación del Boletín Oficial que la establezca)

c) Calibre del contador o equipo de medida y  número de identificación.

d) Lecturas del contador y fecha de las mismas que definan el plazo de facturación.

e) Indicación de si los consumos facturados son reales o estimados.

f) Indicación diferenciada de los conceptos que se facturen, importe de los tributos e importe total de los servicios prestados.

g) Teléfono y domicilio social de la empresa suministradora a donde puede dirigirse el consumidor para solicitar información o efectuar reclamaciones.

h) Domicilio o domicilios de pago y plazo para efectuarlo.

Las entidades suministradoras  no podrán cobrar por suministro de agua potable a los consumidores otros conceptos distintos a los siguientes:

+ Cuota fija o de servicio.

+ Cuota variable o de consumo.

+ Recargos especiales.

+ Derechos de acometida.

+ Cuotas de contratación.

+ Cánones.

+ Fianzas.

+ Servicios específicos.

El IVA aplicable al total de los conceptos de consumo es del 10%

En la factura, además, deben desglosarse los siguientes apartados:

1) Abastecimiento de agua:

a) Cuota de servicio:

Cantidad fija a abonar por la disponibilidad del servicio, en función del calibre del contador. Se factura por meses, a los precios que se indican en las tarifas publicadas.

b) Consumo:

Cantidad variable a abonar en función del consumo realizado y del tipo de suministro.

2) Recargos especiales:

Es un recargo que asuma el mayor conste derivado del tratamiento diferenciado, para los abonados afectados,con carácter excepcional, sobre el precio del metro cúbico del agua facturada.

3) Derechos de acometida:

Comprende el conjunto de tuberías y otros elementos que unen las conducciones viarias con la instalación interior de la vivienda que se pretende abastecer.

4) Cuotas de contratación:

Es el precio que debe pagar el consumidor por el suministro de agua a la entidades suministradora, para sufragar los costes técnicos y administrativos derivados de la formalización del contrato.

5) Cánones:

Se entenderá por canon , al recargo que, independientemente de la tarifa, se establece para hacer frente a las inversiones en infraestructura. 

6) Fianzas:

Son los gastos de verificación del contador, indemnización por demora en el pago, financiación de baterías de contadores o servicios especiales solicitados por el consumidor.

7) Gastos por revisiones y reparaciones: 

En general los gastos derivados tanto de las verificaciones como de las reparaciones de los contadores o aparatos de medida correrán a cargo del propietario de los mismos.

Cuando la verificación sea realizada a instancia de parte, los gastos que por todos los conceptos se originen de la misma serán a cargo del peticionario, salvo en el caso en que se demuestre el anormal funcionamiento del aparato y que el error sea favorable a la otra parte.

 

¿Cómo reclamar?

En caso de que el coste de una factura del suministro de agua sea excesivo o desproporcionado el consumidor debe comprobar las tarifas que se le han aplicado y el periodo de facturación. En caso de que vea una desproporción, teniendo en cuenta estos factores, puede cerrar los grifos y verificar si el contador sigue moviéndose en este caso lo primero que hay que hacer es comprobar si puede existir alguna fuga en la vivienda.

En caso de que no se presente ninguna fuga debe reclamarse ante la correspondiente Delegación Provincial que deberá realizar una comprobación del funcionamiento del contador.

Corresponderá a la Dirección General de Consumo, a través de las correspondientes Delegaciones Provinciales:

- El control de la correcta aplicación de las tarifas vigentes en cada momento a los suministros domésticos de agua y acometidas.

- La tramitación de cuantas reclamaciones se presenten.

 

Incumplimiento del contrato

El no cumplimiento de alguna de las cláusulas recogidas en el contrato de suminitro puede suponer la suspensión del contrato y el corte del suministro. Excepto en casos de gravedad, antes de proceder al corte debe apercibirse al consumidor y concederle un tiempo para que proceda a tomar las medidas pertinentes.

Alguna de las causas de incumplimiento son:

- impago de la factura dentro del plazo establecido

- negativa a suscribir personalmente el contrato

- uso del agua para fines distintos del suministro.

- establecer derivaciones a otras viviendas o locales

- no permitir la entrada al personal de la entidad para hacer revisiones

- imposibilidad de llevar a cabo la lectura del contador y negarse el usuario a cambiar su emplazamiento.

 

Consulta más derechos sobre Energía