Mostrar opciones

ADICAE Consumo crítico, responsable, global y solidario > Energía > Consumo crítico

Las chapuzas del déficit eléctrico pasarán una alta factura a los consumidores: la luz puede subir un 14%

La política energética se está convirtiendo en un circo en el que los ministerios se desmienten entre ellos. La última: el Ministerio de Hacienda no aportará los 3.100 millones de euros previstos para paliar el déficit eléctrico. El Ministro de Industria ya ha dicho que esto “no tiene por qué traducirse en una subida de la luz”, mientras que las eléctricas advierten que el recibo debería subir un 14% para compensar esa pérdida. ¿Hasta cuándo van a poder soportar esta situación los consumidores?

Se había dicho que este era el año en el que dejaría de crecer el déficit de tarifa eléctrica. Pero en total, se van a acumular este año 3.600 millones de déficit (los 500 que hay de diferencia con los 3.100 que ha retirado el Estado ni siquiera se saben a que corresponden), Ante esto, las grandes eléctricas ya amenazan con que será necesario subir un 14% el recibo para cubrir el nuevo agujero del défícit. Este dato que suena, muy duro, y que pronto ha salido José Manuel Soria, Ministro de Industria, a desmentir, en realidad esta bastante cerca de cumplirse. 

Tal como ya pronosticó ADICAE, el porcentaje de aumento del recibo para el primer trimestre de 2014 rondará el 3%. De cumplirse, seguiría la tendencia de las subidas de 2013, y haría pensar que es un ritmo que se va a mantener. Por tanto, 2014 puede ser un año en el que haya, como mínimo, una subida acumulada del 12% para los consumidores domésticos. Hay que recordar que a los 3.600 millones de déficit que quedarían sin cubrir este año se suman los 26.000 millones que se han sumado desde hace una década sin que ninguna administración le haya puesto freno.

La deuda va a parar a la factura de los consumidores

Pero seguramente, a ese ya previsible 12%, habrá que sumar ahora lo que repercuta el pago de los 3.600 millones que quedan pendientes. A pesar de que se intenta soslayar este punto, no hay duda de que son los consumidores quienes van a pagar la totalidad de este nuevo déficit. Así se desprende del acuerdo al que han llegado las grandes eléctricas (Iberdrola, Gas Natural Fenosa, Endesa, E.On España y EDP) con el Ministerio de Hacienda, por el que las empresas podrán emitir títulos por valor de esa deuda, con aval del Estado, de manera que “limpiarán” sus balances de ese lastre. ¿Eso que significa para el consumidor? Los nuevos 3.600 millones no se esfuman, sino que se trocea a lo largo de 15 años y se le suman los fuertes intereses que habrá que pagar a los compradores de la deuda. 

En definitiva, este “apaño” de última hora será un nuevo lastre en la factura eléctrica de los consumidores. Y seguramente, la cifra de una subida de la luz del 14% a lo largo del 2014 con la que amenazan las eléctricas, aunque sea desmentida por el Gobierno, se cumplirá con creces.

Oportunidad perdida

La reforma eléctrica podría haber sido una oportunidad para clarificar este embrollo, pero en lugar de eso se ha optado por una huída hacia adelante, y las medidas que contempla van destinadas a paliar el déficit, que no a eliminarlo. Este déficit, cabe recordar, se genera por la diferencia artificial entre los costes regulados de producir la energía -que no son reales- y el precio que pagan los consumidores a través del recibo. A pesar de las quejas de las eléctricas, es un negocio redondo para ellas, y con la ayuda y colaboración de la Administración.

Todo ello cuando en 2012, un millón y medio de hogares se quedaron sin luz por no poder afrontar el recibo, según datos de las propias eléctricas. ¿A cuánto ascenderá esta cifra en 2013, dadas las continúas subidas de la luz y la falta de medidas para garantizar este servicio básico? Por eso, ADICAE continúa animando a los consumidores a que soliciten la retirada de la reforma eléctrica a través de un escrito de protestadirigido al ministro José Manuel Soria, así como solicitar que se abra una investigación sobre el déficit eléctrico, que se ha generado de forma opaca, a espaldas de los consumidores, y cuyas únicas beneficiarias van a ser las compañías eléctricas. Además, la asociación está realizando en sus sedes talleres informativos sobre la reforma y las consecuencias que esta va a tener para los consumidores.  

Leer otras noticias