Mostrar opciones

ADICAE Consumo crítico, responsable, global y solidario > Energía > Notas de actualidad

El nuevo etiquetado energético: ¿permitirá a los consumidores un ahorro en energía?

Desde este 1 de marzo de 2021, un nuevo lío para los consumidores ha llegado a nuestras vidas. Y es que la Unión Europea ha decidido cambiar las etiquetas de los electrodomésticos por la poca transparencia y confusión que generaba en los consumidores, el escalado previo.

No de todos, sólo algunos de momento (lavadoras, secadoras, frigoríficos, vinotecas, monitores y televisores). Pero en general, son los electrodomésticos que más utilizamos y que cada vez más con frecuencia, cambian los consumidores.

Si hace unos años, nos tuvimos que aprender que los electrodomésticos tenían que tener  A+++ para que fueran más eficientes, ahora esa letra desaparece y se convierte sólo en A, o en D, o incluso inferior.  No tiene porqué haber una correspondencia directa. 

Pero, ¿este cambio es mejor o peor???  No sabemos si este etiquetado suplirá las deficiencias del etiquetado anterior. Por esto, os lo explicaremos aquí


Antecedentes


Estos cambios vienen motivados porque la mayor parte de los electrodomésticos ya tenían la letra A+++ y en realidad, no se correspondían con mayor eficiencia y ahorro, como nos hacían creer a los consumidores.

En las inspecciones realizadas por el Tribunal de Cuentas Europeo (TCE), se recoge que el 57% de los productos vendidos a través de internet no se etiquetaban adecuadamente, o incluso, no tenían etiqueta.

Al parecer eso ha permitido que la Unión Europea establezca nuevos métodos de ensayo sobre la eficiencia energética de los aparatos eléctricos, con unos mecanismos diferentes para adaptarse al uso real que se hace de estos productos en los hogares. 

 

Novedades

 

Con el nuevo etiquetado que acaba de entrar en vigor, se eliminan las clases energéticas A+, A++ y A+++, y se pasa a una escala de la A a la G, siendo la A productos de menor consumo y mayor eficiencia energética y la G son productos de mayor consumo y menor eficiencia energética. 

Al momento de implementar las nuevas etiquetas, no habrá productos de clase "A" disponibles en el mercado. Aparentemente, se pretende guardar espacio para los productos más innovadores y aún más eficientes que se desarrollarán en el futuro. Por ello, la mejor clase energética disponible probablemente se corresponderá con la clase B o C, dependiendo del grupo de producto y de las posibles mejoras técnicas implantadas antes de la introducción de la nueva etiqueta.

Además, se incluye un código QR a través del cual, los consumidores podremos consultar las características y datos específicos de cada modelo. Todos esos datos están incluido en una base de datos a escala europea  EPREL (European Product Database for Energy Labelling), que los fabricantes tendrán que subir la información cada vez que saquen al mercado un nuevo modelo de electrodoméstico. Por el momento, esta base de datos solo está en su versión inglés.

 

¿Cómo será el nuevo etiquetado?

 

A continuación verás una etiqueta tipo. La imagen de la izquierda era el etiquetado antiguo y la imagen de la derecha, corresponde a la nueva. Los elementos comunes de la etiquetas son: las bandas de clase energética o escala de eficiencia y los pictogramas o íconos.

Ampliar imagen

 

¿Cuáles son los datos mínimos que debe incluir la etiqueta según el tipo de electrodoméstico?

Ampliar imagen

 

Ampliar imagen

 

Ampliar imagen

 

Ampliar imagen

 

 

 

 

Desde ADICAE queremos resaltar lo siguiente

            - No está claro cuáles son los nuevos métodos de ensayo, ni quiénes serán los encargados de realizarlos, y si va a haber un control sobre la escala del etiquetado.

            - La base de datos EPREL todavía está en inglés y esto no es accesible para todos los consumidores europeos.

            - Al ser los propios fabricantes los que introducen los datos de los electrodomésticos en dicha base de datos, no genera confianza, puesto que pueden falsear dichos datos para que un electrodoméstico parezca más eficiente energéticamente de lo que realmente es.

            - Los términos que aparecen en las etiquetas tampoco son fácilmente identificables para todos los consumidores y creemos que hay que tener ciertos conocimientos técnicos para saber, como por ejemplo, qué significa HDR o SDR, que aparece en el etiquetado de los televisores.

            - ¿Qué pasa con productos como los ordenadores o los teléfonos móviles que no tienen ningún tipo de etiquetado energético?

 

Os invitamos desde ADICAE a colaborar en la detección de la implementación del etiquetado de electrodomésticos en venta y en el reclamo o denuncia de aquellos comerciantes que no estén utilizando este nuevo etiquetado. 

 

Participen en las próximas actividades que organizaremos para desentrañar estas nuevas etiquetas.

 

Consulta más derechos sobre Energía