Mostrar opciones

ADICAE Consumo crítico, responsable, global y solidario > Transporte y viajes > Consumo crítico

Agencias de viajes

 

Contratar un viaje mediante una agencia puede ser la forma más cómoda de pasar unos días fuera. Si todo sale bien, no habrá más que pensar en disfrutar del viaje, pero si hay problemas,no olvide sus derechos como consumidor.

Antes de contratar, todo por escrito

Antes de contratar un viaje es aconsejable leer cuidadosamente los folletos publicitarios para que luego no se encuentre con algún punto que no haya podido ver o se le haya escapado en una lectura rápida. Es también necesario que en la agencia de viajes donde vaya a contratar sus vacaciones, solicite aclaración por escrito de las prestaciones que vaya a tener, el régimen de las estancias y las excursiones que vaya a realizar.

Todo según se acuerde

Las agencias tienen la obligación de facilitar la totalidad de los servicios contratados con las condiciones y características que se han estipulado, y sólo podrán cancelarse por causa mayor o suficiente, debidamente acreditada.

El Real Decreto-ley 23/2018 modificó la ley de viajes combinados introduciendo algunos cambios que afectan a las agencias de viaje.  

Modificación del precio

Después de la celebración del contrato, los precios únicamente podrán incrementarse si en el mismo se reserva expresamente esa posibilidad y se establece que el viajero tiene derecho a una reducción del precio. En tal caso, el contrato indicará el modo en que han de calcularse las revisiones del precio.

El incremento de los precios solo será posible como consecuencia directa de cambios en:

a) el precio del transporte de pasajeros derivado del coste del combustible o de otras fuentes de energía,

b) el nivel de los impuestos o tasas sobre los servicios de viaje incluidos en el contrato, exigidos por terceros que no están directamente involucrados en la ejecución del viaje combinado, incluidas las tasas, impuestos y recargos turísticos, de aterrizaje y de embarque o desembarque en puertos y aeropuertos, o

c) los tipos de cambio de divisa aplicables al viaje combinado.

Si el contrato estipula la posibilidad de aumentar los precios, el viajero tendrá derecho a una reducción del precio correspondiente a toda disminución de los costes que se produzca en el periodo comprendido entre la celebración del contrato y el inicio del viaje combinado. 

Hay que recordar que en cualquier momento anterior al inicio del viaje combinado, el viajero podrá resolver el contrato en cuyo caso el organizador, o, en su caso, el minorista podrán exigirle que pague una penalización que sea adecuada y justificable. El contrato podrá especificar una penalización tipo que sea razonable basada en la antelación de la resolución del contrato con respecto al inicio del viaje combinado y en el ahorro de costes y los ingresos esperados por la utilización alternativa de los servicios de viaje.

En ausencia de una penalización tipo, el importe de la penalización por la resolución del contrato equivaldrá al precio del viaje combinado menos el ahorro de costes y los ingresos derivados de la utilización alternativa de los servicios de viaje. El organizador o, en su caso, el minorista deberán facilitar al viajero que lo solicite una justificación del importe de la penalización.

¿Y si cancelo el viaje?

El organizador y, en su caso, el minorista podrán cancelar el contrato y reembolsar al viajero la totalidad de los pagos que este haya realizado, pero no será responsable de compensación adicional alguna si el número de personas inscritas para el viaje combinado es inferior al número mínimo especificado en el contrato y el organizador o, en su caso, el minorista notifican al viajero la cancelación dentro del plazo fijado en el mismo, que a más tardar será de:

1. Veinte días naturales antes del inicio del viaje combinado en el caso de los viajes de más de seis días de duración,

2. Siete días naturales antes del inicio del viaje combinado en el caso de los viajes de entre dos y seis días de duración,

3. Cuarenta y ocho horas antes del inicio del viaje combinado en el caso de viajes de menos de dos días de duración.

Tampoco será responsable de compensación adicional alguna si el organizador se ve en la imposibilidad de ejecutar el contrato por circunstancias inevitables y extraordinarias y se notifica la cancelación al viajero sin demora indebida antes del inicio del viaje combinado.

El organizador o, en su caso, el minorista, proporcionará los reembolsos exigidos, o cualquier pago realizado por el viajero o en su nombre, por el viaje combinado, menos la penalización correspondiente. Dichos reembolsos o devoluciones se realizarán al viajero sin demora indebida y, en cualquier caso, en un plazo no superior a catorce días naturales después de la terminación del contrato de viaje combinado.

Si cualquiera de los servicios incluidos en el viaje no se ejecuta de conformidad con el contrato, el organizador y, en su caso, el minorista deberán subsanar la falta de conformidad, salvo que resulte imposible o si ello entraña un coste desproporcionado, teniendo en cuenta la gravedad de la falta de conformidad y el valor de los servicios de viaje afectados. En caso de que con arreglo a este apartado no se subsane la falta de conformidad será de aplicación reducción.

Cuando concurran circunstancias inevitables y extraordinarias en el lugar de destino o en las inmediaciones que afecten de forma significativa a la ejecución del viaje combinado o al transporte de pasajeros al lugar de destino, el viajero tendrá derecho a resolver el contrato antes del inicio del mismo sin pagar ninguna penalización. En este caso, el viajero tendrá derecho al reembolso completo de cualquier pago realizado, pero no a una compensación adicional.

Información en folletos y contrato

A la hora de acercarse a una agencia de viajes, tenga en cuenta que los folletos y programas editados por las agencias deben responder a criterios de utilidad, precisión y veracidad; no pudiendo incluir publicidad falsa o engañosa.

Si va a contratar un viaje con una agencia cerciórese de que en el contrato del paquete turístico esté a disposición el programa y la oferta pertinente, completa, clara y con la información exacta sobre el destino, la duración, el calendario de viaje y el precio estimado de las excursiones facultativas.

La letra pequeña en las ofertas de viajes

Con la aparición de las compañías de bajo coste, las posibilidades y ofertas de viaje se han multiplicado, suponiendo un gran avance y permitiendo acceder a las mismas a cada vez más personas.

Sin embargo, este fenómeno ha acarreado el aumento de quejas y reclamaciones de los pasajeros que en ocasiones han visto restringidos sus derechos o han tenido que renunciar a alguno de ellos a cambio de un precio más económico.

Las agencias de viajes intentan captar clientes a través de ofertas que, en ocasiones, no son lo que parecen. Muchas veces, no indican el precio total del viaje hasta el final del procedimiento de contratación o los servicios no son tal y como se ofrecen.

La publicidad o el contrato que finalmente es aceptado incluye condiciones que deben revisarse concienzudamente para evitar llevarnos a error. Las compañías de bajo coste ofrecen precios de hasta 10 euros por trayecto de avión, pero en muchos casos y tras revisar la letra pequeña, comprobamos que a este precio hay que añadirle tasas, recargos, plus por aumento del carburante. Tras añadir todo esto, el precio final no es lo que la compañía ha hecho creer en un principio.

Las agencias utilizan “ofertas gancho” para atraer a los clientes, muchas de ellas o “no son como lo cuentan” o simplemente no existen. Revisar la letra pequeña de los folletos publicitarios puede sorprender al consumidor.

Consulta más derechos sobre Transporte y viajes