Mostrar opciones
CLÁUSULAS SUELO20/01/2017

La “solución” del Gobierno a las clausulas suelo puede resultar ineficaz y dejará a muchos consumidores en manos de la banca y los juzgados

• A pesar de todo ADICAE defenderá, como ha hecho siempre, la resolución extrajudicial de este y otros conflictos con los consumidores

• En cualquier caso las soluciones, incluso judiciales, tienen que ser agrupadas o colectivas, tal y como está previsto en las normativas de resolución extrajudicial y judicial de conflictos con los consumidores

• Pese a los defectos del Real Decreto-ley ADICAE luchará por apoyar y asesorar a todos los consumidores para que se obtengan todos los derechos que han reconocido las leyes y la sentencia europea con las suficientes garantías

La conferencia de prensa del ministro De Guindos ha confirmado que el texto de Real Decreto-ley de medidas urgentes de protección de consumidores en materia de cláusulas suelo tiene debilidades, de las que ADICAE ha advertido al Gobierno y los grupos parlamentarios reiteradamente.

1. El engañoso anuncio difundido de que las entidades deberían comunicar a todas las familias con la cláusula suelo su situación es falso. Los bancos no tendrán más obligación que poner en marcha un procedimiento de reclamación y anunciarlo en algún tablón de anuncios y en su página web. Se confunde así a la opinión pública y a los afectados, que no serán informados mediante una carta o correo electrónico directo.

2. El ministro y el Real Decreto-ley emplazan a millones de consumidores a acudir de uno en uno a reclamar a su banco, negando la legitimidad de los colectivos de consumidores en el apoyo a sus miembros y a todos los consumidores que lo deseen. Tras la reclamación del consumidor a la entidad, esta sí tendrá obligación de contestar, pero podrá hacerlo como crea conveniente (incluida la negación de su derecho a la devolución). En este sentido, el Gobierno ha incumplido los criterios más básicos que en materia de resolución extrajudicial de conflictos con los consumidores definen la normativa Europea (Directiva 2013/11/UE) y española (Real Decreto 231/2008 sobre Arbitraje de Consumo, y la propia Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios). De esta forma las referencias del Gobierno y los partidos que han apoyado el Real Decreto-ley a la existencia de garantías para el consumidor quedan en mera retórica: el Real Decreto-ley no plantea medida alguna de garantía efectiva.

ADICAE espera que, en ejercicio de la habilitación normativa que prevé el Real Decreto-ley, el Gobierno mejore cualitativamente la participación de las asociaciones de consumidores y usuarios como la única garantía del éxito de la medida adoptada.

3. El Real Decreto-ley no aborda los mecanismos de reclamación colectiva extrajudicial e incluso judicial previstos en la Ley ni el papel que las asociaciones de consumidores tienen por Ley para representar a los consumidores en general y a sus socios en particular. Algo fundamental que se constituye en la única garantía para evitar nuevos abusos como los que se han producido en todo este tiempo en las “negociaciones” individuales con la entidad –ya denunciadas por ADICAE ante las autoridades, ver http://bit.ly/2cBtbEs- que ahora tendrán que ser revisadas en estos procedimientos o en la vía judicial.

4. El Ministro De Guindos ha abierto la puerta de manera flagrante a una distinción entre cláusulas suelo “buenas” y “malas” bajo el sofisma de lo que es o no legal. Esta posición del Ministerio de Economía, que se refleja en las ambigüedades del Real Decreto-ley, contradice abiertamente cualquier interpretación de las sentencias del Tribunal Supremo y del Tribunal de Justicia de la UE, que han declarado la falta de transparencia de todas las cláusulas suelo en los contratos con los consumidores en España, dando lugar a que algunas entidades obliguen a cientos de miles de sus clientes a dirigirse a los juzgados de nuevo de uno en uno, lo que supondría un grave fracaso del procedimiento extrajudicial ideado por el Gobierno

ADICAE, que ya representa a decenas de miles de consumidores en su macrodemanda colectiva y centenares de demandas agrupadas que previsiblemente se acogerán junto a las decenas de miles de afectados que están acudiendo a las asambleas de la Asociación, seguirá apoyando a todos los consumidores afectados hasta el reconocimiento efectivo de sus derechos.

VOLVER