Mostrar opciones

ADICAE Global > ADICAE en Europa >

El FSUG defiende la creación de una autoridad europea que proteja al consumidor financiero

En la última reunión del Grupo de Usuarios de Servicios Financieros (FSUG) se destacó la necesidad de que la Unión Europea garantizara una regulación que ponga a los usuarios financieros en el corazón de la reforma del mercado por encima de las entidades financieras.

El Grupo de Usuarios de Servicios Financieros (FSUG), en el que participa ADICAE, ha vuelto a manifestar la necesidad que tiene la Unión Europea de reformar los mercados financieros ante su evidente fracaso en todos los ámbitos. Según el informe de su última reunión, lo más sorprendente para el FSUG es lo mal que ha actuado la industria de servicios financieros incluso durante los “buenos tiempos” en el periodo previo a la crisis financiera, cuando abusaron de los consumidores captando sus ahorros en productos fraudulentos como las preferentes o deuda subordinada y condiciones abusivas como las cláusulas suelo, etc.

El FSUG destaca tres retos regulatorios que han surgido después de la crisis: crear estabilidad financiera; asegurarse de que las instituciones financieras sean seguras a través de una mayor regulación prudencial; y hacer que los mercados funcionen para los usuarios financieros, la economía y la sociedad en general. Estos son los desafíos que se derivan de los principales problemas a los que se tiene que hacer frente en esta crisis, que se resumen en que las instituciones financieras sean sólidas y ejerzan su profesión con prudencia y teniendo en cuenta los intereses de los usuarios.

El grupo identifica también las principales razones del fracaso de la regulación financiera en su informe: un deficiente sistema económico y una mediocre filosofía reguladora que ha dejado a las entidades financieras hacer lo que quisieran; un deficiente y poco realista modelo de regulación; un enfoque inconsistente de la regulación con una débil aplicación que no llegaba a ser vinculante para las entidades con una deficiente ejecución de la legislación; y unas estructuras reguladoras ineficaces, mala gobernanza y rendición de cuentas. La insuficiente regulación por parte de los Estados y la Comunidad Europea ha propiciado que las entidades financieras ejercieran abusos sobre los consumidores sin recibir un castigo ejemplar que persuadiera a las entidades de detener esta práctica. 

Ante esta realidad, el FSUG da una serie de recomendaciones que anteponen los intereses de los usuarios a los de las entidades. Su primera sugerencia es un reequilibrio de prioridades y que las organizaciones reguladoras identifiquen los riesgos y actividades financieras socialmente inútiles y que utilicen sus poderes para pararlas. Además, FSUG considera necesario que publiquen un informe anual para establecer cómo han actuado los mercados financieros a lo largo del año y establecer unas perspectivas de riesgo hacia el futuro. La última recomendación de FSUG es la creación de una autoridad europea dedicada únicamente a la protección del consumidor financiero, que denuncie las malas prácticas que se ejercen sobre los derechos de los consumidores.          

El grupo de usuarios quiere que se tenga en cuenta sus reivindicaciones en la próxima Comisión Europea (2014 – 2019) y elaboró un documento que presentará para su consideración. En dicho documento, el FSUG identificó los principales temas que deberían ser tomados en cuenta, entre los que se encuentran la protección de los consumidores, la simplificación y diseño de los productos financieros, y la aplicación y supervisión de la legislación vigente en aras de salvaguardar los intereses de los consumidores. 

El FSUG continuará identificando los principales problemas a los que se enfrentan los usuarios y, junto a las asociaciones de consumidores de Europa, como ADICAE, luchará para que en la Unión Europea se tengan en cuenta y se tomen medidas destinadas a resolverlos, puesto que los mercados existen para servir a los intereses de los usuarios y de la sociedad, y no al revés. 

Leer otras noticias