Mostrar opciones
EDUCACIÓN FINACIERA05/10/2015

ADICAE tilda de “provocación” el Día de la Educación Financiera promovido por supervisores, la AHE y el sector financiero

• Los responsables, por acción o inacción, de cientos de miles de hipotecas con cláusula suelo y ejecuciones hipotecarias diarias pretenden presumir de “compromiso con la sociedad”
• Formar según los intereses de la banca y sin contar con los consumidores supone la semilla de posibles nuevos fraudes como las preferentes
• ADICAE ofrece una formación financiera sólida y continuada, para todos los públicos y con nuevos proyectos que presentará los próximos meses

Madrid, 5 de octubre. El llamado primer Día de la Educación Financiera ha confirmado este lunes la verdadera intención de sus organizadores: utilizar esta jornada para lavar su imagen y presumir de compromiso con la sociedad, la misma a la que condena manteniendo cientos de miles de hipotecas con cláusulas suelo forzando a diario nuevas ejecuciones hipotecarias.

El Banco de España, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la Asociación Hipotecaria Española (AHE), las patronales bancarias y las entidades que las forman son responsables, por acción o inacción, de la dramática situación que viven millones de hogares. El engaño de las preferentes y subordinadas, que los bancos aún tienen la vergüenza de recurrir en los juzgados, es el mejor ejemplo del cinismo y provocación que supone poner a los lobos a cuidar de los corderos.

Jornadas puntuales en colegios, entregas de premios a escolares o poner un teléfono de consultas durante 15 días pueden llegar a adornar el informe anual de Responsabilidad Social Corporativa de estas entidades, pero no acabarán con los abusos al consumidor en el ámbito financiero. 

Resulta indignante que Isidro Fainé, presidente de CaixaBank, que en el primer trimestre de 2015 se embolsó 105 millones de euros con cláusulas suelo, afirme que “la formación financiera contribuye a la mejora de la gestión económica de las familias con rentas bajas y en riesgo de exclusión social” y que “ayuda a evitar los casos de sobreendeudamiento y malos usos de productos financieros”. Igualmente chirría que Luis María Linde, gobernador del Banco de España, presuma de esta jornada cuando ha abandonado a los consumidores durante la guerra de las comisiones en cajeros, obligando al Ministerio de Economía a actuar en su lugar.

Cualquier Día de la Educación Financiera carece de sentido si se elabora desde los postulados acríticos de la banca, poniendo así la semilla de posibles nuevos fraudes, y sobre todo si no se cuenta con los consumidores y sus representantes legítimos, las organizaciones de consumidores como ADICAE, referente en consumo financiero.

ADICAE ofrece una gran variedad de herramientas para dar al ciudadano una formación crítica y responsable. La ‘Plataforma online de educación financiera y de los grandes temas del consumo de ADICAE’ ya ha posibilitado a más de 4.500 personas aprender a manejar con seguridad sus finanzas domésticas de forma libre, gratuita y pedagógica. 

ADICAE ya está preparando su próximo curso, ‘Educación financiera para jóvenes’, orientado especialmente a los futuros ahorradores con el fin de familiarizarse y dominar las claves que determinarán las decisiones más importantes de sus vidas.

La actividad formativa de ADICAE se dirige a todos los públicos y no se limita ni a una jornada ni a 15 días, sino que se extiende todo el año con cursos, talleres, conferencias, publicaciones y proyectos nacionales, como los que presentará en los próximos meses, ‘La realidad del mercado del crédito no hipotecario en España’, dedicado a la prevención de los créditos rápidos, créditos al consumo…, y ‘Mayores activos en consumo’, enfocado a evitar que las personas mayores sean víctimas de las estafas de bancos, eléctricas, etc.

VOLVER